Los influencers en la evolución de la publicidad y el marketing digital

Los influencers en la evolución de la publicidad y el marketing digital

 

Las reglas del juego están cambiando. Cada día notamos cómo evolucionan las estrategias que usan las empresas para llegar a los consumidores. Y no me refiero solo a la publicidad tradicional, que está migrando a las cada vez más vigentes plataformas digitales; sino que, dentro de ésta, también ha habido cambios y replanteamientos durante los últimos años con respecto a la manera de anunciarse. Es innegable la pérdida de alcance que están sufriendo los métodos de publicidad invasiva dentro de internet; banners, pestañas pop-ups e incluso vídeos in-stream como los que plantea YouTube.

 

El público es cada vez más escéptico, desconfía de un anuncio sin voz ni alma. Los sitios que usan este tipo de publicidad están luchando contra los bloqueadores de anuncios, incluso, a veces evitándole​ al usuario el acceso hasta que lo desactive, lo que en muchas ocasiones hace que este simplemente desista de visitar dicha página web.

acceso denegado adblock

Algunos sitios ocultan su contenido a usuarios de bloqueadores de anuncios

 

 

A pesar de que dudo que estos molestos tipos de publicidad desaparezcan en un futuro próximo, sí que hay una respuesta por parte de las marcas y empresas ante este rechazo a la publicidad invasiva por parte de los clientes.

Es inmensurablemente variado el contenido que existe en internet, e igual de extenso lo es el público que lo consume. Cada quien se rodea del tipo de material que más se adapte a sus gustos. De esta forma, la publicidad que cada quien recibe se hará llegar dependiendo de las costumbres en su día a día navegando por internet, aumentando las posibilidades de dar en el target adecuado y captar potenciales clientes.

 

Los anunciantes digitales no pueden permitirse quedarse atrás. La publicidad por emplazamiento y la publicidad nativa son prácticas que se vienen llevando a cabo en el cine y la televisión desde hace décadas, y las alianzas entre celebridades y marcas no son una novedad. Sin embargo, esto debía ser adaptado a la era de las redes sociales, donde se ha puesto en boga un concepto revolucionario: los influenciadores o influencers.

 

Pero ¿Qué son los influencers?

 

Los influencers son personas que se desempeñan en algún área específica en la que sobresalen, usualmente generan contenido relacionado a esta área, adquieren un status de figura pública y un gran número de seguidores. Para estos seguidores, el influencer es una imagen de respeto y credibilidad, existe una correlación donde ambos se adaptan entre sí e influyen en las decisiones del otro.

 

Los influencers se han vuelto una opción sumamente tentativa para marcas que desean anunciarse en el mundo de internet. Cada día es más la recepción y efectividad que tienen las campañas publicitarias incluyendo influencers como medio de transmisión. El público le da su confianza a alguien con más credibilidad y carisma; y es más propenso a consumir aquello que le recomienden de primera mano.

 

Ahora bien, ¿Qué podemos considerar un influencer? Inmediatamente se nos vienen a la cabeza los YouTubers, y ciertamente, estos representan un gran pedazo del pastel. Sin embargo, los influencers cubren un terreno mucho más amplio: bloggers, empresarios, conferencistas, artistas plásticos, fotógrafos, comediantes, modelos, actores tradicionales y de doblaje y celebridades de otras redes sociales; Instagram, Twitter, Snapchat, Facebook, etcétera. En fin, una amplia gama de personalidades en áreas diversas donde cada target se establece y que las marcas pueden aprovechar para llegar a ellos según sea su necesidad.

 

Muchas veces sin darnos cuenta, estamos siendo influenciados por estas personalidades: cuando nos recomiendan algún producto, servicio o incluso opinión que pueda hacernos cambiar nuestra perspectiva y adoptar la que se nos impone. Claro está, el usuario tiene la capacidad de discernir y según sus gustos preestablecidos, hacer una elección dentro de sí mismo. Por esta razón, cada quien elige quién lo influencia y a quién le dará su voto de confianza.

 

Dichas recomendaciones son hechas de manera sincera y sin ningún fin comercial por parte del influenciador. Simplemente es él o ella dando a conocer su opinión acerca de tal tópico, simulando incluso una relación íntima y de confianza al compartir aspectos de su vida personal.  Esto ayuda a aumentar el afecto y credibilidad que siente el seguidor por el influencer. Es diferente a la relación que tienen las super estrellas y celebridades con sus fans, parecen haber perdido su parte humana y se convierten en un mero producto que intentan vendernos algo. Incluso estas mismas celebridades han optado por los influencers para posicionarse entre el público de internet.

 

 

chris pratt jennifer lawrence elrubiusomg

Jennifer Lawrence y Chris Pratt promocionando su film “Passengers” con ElRubius

 

Los números no mienten, cada vez es más común ver personalidades de internet liderando listas. En una encuesta realizada por lauchmetrics en 2015 a más de 600 profesionales de las comunicaciones y marketing, se obtuvo que el 85% de las marcas prevé establecer relaciones con influencers y que un 76% obtiene resultados positivos para fidelizar clientes.

 

Nos encontramos ante un colosal cambio en las estrategias del marketing y publicidad digital, podemos ver algo que sí está vigente el día de hoy, pero que pronto podría dar un vuelco y evolucionar de nuevo. Queda por parte de nosotros, seamos marcas o clientes, mantenernos al día e informados acerca de las nuevas tendencias para no quedarnos en el pasado. Ofrecer el material apropiado para cada momento y lugar; consumir lo que más se identifique con nosotros.

Deja un comentario

Menú de cierre