Desmintiendo mitos del Influencer Marketing

Desmintiendo mitos del Influencer Marketing

Aventurarse en el mundo de los influenciadores a veces puede resultar difícil para quienes no conocen del tema. Como todo novato, buscarás información y preguntaras a cualquiera que diga ser conocedor; sin embargo, cada vez que surge una nueva tendencia aparecen “expertos” de dudosa procedencia que divulgan información que puede ser malinterpretada y convertirse en mitos que, en ocasiones, tienen algo de base, pero casi siempre resultan ser solo mitos.

 

  • Los Influencers con más seguidores tienen más impacto

De esto ya hablamos en el anterior post: “Conoce el Marketing de Micro-Influencers”. A veces, no por contar con más público necesariamente recuperemos nuestra inversión. Incluso, está comprobado que mientras menos seguidores, más es el engagement. El truco está en identificar qué tan específico es nuestro target, y allí basarnos para decidir sí vale la pena invertir más dinero por alguien con público más amplio.

 

  • Es Caro

La mayoría de las empresas exitosas gastan una buena parte de su presupuesto en publicidad. Si nos ponemos en el contexto histórico, la publicidad siempre ha sido un gasto significativo, más en medios tradicionales como la televisión.

El Marketing de Influencers no es caro, de hecho, resulta más barato que muchos otros tipos de publicidad. Incluso algunos aceptan pagos por medio de intercambios.

 

  • Los influencer solo participan en campañas por compensación económica

Esto también puede estar directamente relacionado con la magnitud y alcance de la persona. Sin embargo, existe la gran posibilidad de negociar con un intercambio del producto o servicio que se anuncia; usualmente el influencer lo reseña con sus seguidores a partir de su experiencia personal. Esto constituye uno de los métodos más auténticos y frescos para generar fidelidad.

 

  • Puedo anunciarme de forma oculta

Esto es un tema que genera bastante polémica. Muchas personas, y gobiernos odian que les metan un producto en las narices sin decirle que forma parte de una campaña que detrás de sí lleva un contrato remunerado. Si bien, existen muchas maneras de “disfrazar” la publicidad de Influencers, existen algunos organismos que regulan la correcta distribución de publicidad, como la FTC en Estados Unidos (Federal Trade Comission), y que penaliza por cifras exhorbitantes lo que consideran malas praxis.

 

  • No hay forma de calcular el ROI

Hay que admitir que a veces representa un reto calcular el éxito que tienen las campañas con Influencers. Esto no sucede si se sabe identificar qué factores métricos se van a analizar y tomar en cuenta. Hoy en día existe una infinidad de herramientas dentro de las mismas redes sociales que nos permiten estudiar aspectos como el tráfico de una página, las impresiones, likes, shares, comentarios; y todo con datos como ubicación geográfica, edad, sexo y tipo de público.

  • Los Influencers son difíciles de contactar

Esto sucede cuando los confundimos con celebrities. Lo que muchos aun no entienden es que los influenciadores son personas comunes, con experticia en algún área y la habilidad de transmitir información de manera eficaz que verdaderamente cala dentro de sus seguidores. Algunos publican su correo de contacto en sus perfiles, páginas web, tal vez incluso podrías conseguirlos en la libreta telefónica.

 

También existen sitios que te ayudan a conseguir el influencer más adecuado para tu campaña y te brindan apoyo para contactarlo y estructurar la estrategia publicitaria. PowerInfluencer se encarga de esto.

Deja un comentario

Menú de cierre